Ascensores para gatos

Hay historias que sin duda, nos llegan al corazón. Los ascensores se han convertido como decimos anteriormente en otros artículos, en un medio esencial para muchas personas. Sin embargo, también son relevantes para otros seres vivos que distan de las personas.

 

En este caso, nos estamos refiriendo a un animal en concreto como es el gato y la historia de uno de 19 años que ve imposible subir las escaleras para tomar el sol, una de sus mayores aficiones. Como sabemos, los gatos tienen capacidad de vivir durante varios años y con el tiempo, estos animales sufren principalmente ciertos problemas de movilidad que les impiden hacer una vida normal. En esta historia, nos referimos a un gato al que le encanta tomar el sol, pero que su vez le impide subir y bajar las escaleras de su lugar favorito. Un Youtuber australiano, decidió solventar este problema del día día con un bonito gesto a su querida mascota Frodo.

 

El gato tenía dificultades con las escaleras pero le sobraban las ganas de gozar de sus momentos preferidos

 

Frodo tiene 19 años y según los estándares felinos, ya ha alcanzado lo que se conoce como la vejez del gato, que al igual que a los humanos, le impone ciertos inconvenientes relativos a la movilidad. Por fortuna, ahora tiene un problema menos, ya que su dueño Liam Thompson construyó un ascensor especial para que pudiese superar los nueve escalones que le distanciaban de su momento favorito sin ningún tipo de esfuerzo.

 

El propio inventor del ascensor, explicó que a su gato le gustaba salir al patio cada día para tomar el sol tirado en el césped. Al ver la manera en que el gato se empeñaba en hacer el trayecto, Williams se enterneció y decidió responderle con lo que estuviese en sus manos para ayudarle poco a poco como muestra de su amor incondicional hacia el minino.

 

El felino sin ningún problema, gracias a la llegada de nuevas tecnologías a su vida, no dudó en agarrarle el gusto a su ascensor personal. Según se aprecia a lo largo de los segundos del vídeo que el mismo protagonista subió, tras la primera prueba del aparato, el gato regresó 10 minutos después por voluntad propia, para así subir las escaleras en el elevador improvisado por Thompson.

 

Lo cierto es que el vídeo cuenta con más de 400.000 visitas y 36.000 “me gusta”. El elevador se realizó con un material rudimentario como es la madera y antes de que el gato se subiese a dicha plataforma casera, Liam realizó distintas pruebas con un elemento más resistente: un peluche.

 

Como podemos comprobar, una noticia que demuestra una vez más que los ascensores se convierten en un elemento principal para solucionar problemas de movilidad de las personas y en este caso, también de los animales. Ahora es el momento de que el gato pueda disfrutar sus momentos de sol, teniendo presente siempre que sin el ascensor no habría sido posible.