Inventan un sistema para llamar al ascensor desde el móvil y no tocar botones

La evolución de la tecnología no tiene freno, siendo numerosos los inventos que se realizan año a año en diferentes ámbitos. Uno de los campos donde el avance es innegable es el mundo de los ascensores, naciendo infinidad de ideas para los ascensores del futuro, como el posible desplazamiento horizontal.
En esta búsqueda del avance, Nayar Systems ha desarrollado en España la Botonera Virtual Accesible, un sistema de llamada al ascensor que se realiza únicamente desde nuestro smartphone, evitando así tener que presionar los botones, lo cual es un gran aliciente en esta época en la que además tenemos una pandemia y donde el coronavirus está muy presente en los lugares cerrados.
Este avance funciona de forma offline, sin necesidad de conexión a internet, por lo que en ese sentido no hay que preocuparse por pérdidas de datos al meternos en el ascensor. Por si fuera poco, hay que destacar la compatibilidad absoluta con todas las marcas de ascensores del mercado, incluidos los salvaescaleras, además de poder personalizar la configuración para cada ascensor en particular.

¿Cuál es la finalidad de esta aplicación?

Aunque en un principio pueda no verse la utilidad de forma clara, hay dos motivos de peso que hacen que este invento pueda ser realmente destacable:
• Es, según la propia empresa Nayar Systems, “una gran apuesta para garantizar la independencia en el día a día de las personas con discapacidad, contribuyendo, así, a una sociedad con igualdad de posibilidades”. Además, el funcionamiento de la aplicación es muy sencillo e intuitivo, por lo que no habrá problemas para que cualquier persona pueda entender el mecanismo.
• Además, es importante también para no propagar las bacterias y virus que tengamos en nuestras manos tocando los botones del ascensor. Hoy en día, con el tema del COVID-19, este hecho cobra especial relevancia, ya que cualquier medida que tomemos es importante para evitar contagios.

Cómo podemos beneficiarnos del IVA reducido al instalar un ascensor

Uno de los aspectos que más dudas generan a la hora de instalar o renovar un ascensor es el de tipo de IVA que debe aplicarse. Da igual si estamos hablando de un ascensor particular o un ascensor de una comunidad de vecinos, la cuestión es que el IVA debe aplicarse y muchas veces los vecinos tienen esto muy en cuenta a la hora de valorar invertir en un elevador.
Como norma general, será el 21% el porcentaje que se aplique para la instalación o modernización de los ascensores. Sin embargo, como en muchos otros aspectos, hay ciertas excepciones, y una de ellas es las ayudas que ofrece el gobierno para obras de renovación y reparación de viviendas.
Estas ayudas están disponibles durante todo el año, haciendo que el IVA pase a ser de un 10% en lugar del 21% original. Lógicamente, para que se pueda optar por esta reducción, hay que cumplir una serie de condiciones, que vamos a explicar en este artículo.

Condiciones para optar por la reducción de IVA al instalar o renovar un ascensor

Los requisitos para optar por la reducción de IVA son diferentes dependiendo de si estamos hablando de renovación o rehabilitación:
• Obras de renovación y reparación: Se deberá cumplir que 1) El destinatario sean comunidades de propietarios o personas físicas, siempre que no actúen como empresarios ni utilicen la vivienda para uso particular. 2) Que las obras se inicien dos años después de construirse la vivienda. 3) Que el coste de los materiales aportados por el empresario o profesional que realice la obra no exceda el 40% del coste total de la obra.
• Obras de rehabilitación: Deberán cumplirse dos requisitos: 1) La razón principal debe ser la rehabilitación del edificio, de forma que más del 50% del coste total del proyecto debe ir destinado a obras de consolidación de elementos estructurales. 2) El importe total de las obras debe exceder el 25% del precio de adquisición de le edificación si el edificio se terminó dos años antes de la rehabilitación o, si no es así, del valor del mercado de la finca antes de la rehabilitación.

El ascensor más rápido del mundo: Descubre cómo funciona

El mundo de los ascensores es un mundo en constante evolución, siendo numerosos los avances que se han ido consiguiendo a lo largo de la historia para mejorar el funcionamiento de los mismos. Hoy en día, las posibilidades en cuanto a diseño, funcionalidad y comodidad van creciendo, con nuevas ideas que pueden formar parte de un futuro cercano.

Sin duda, la velocidad de estos aparatos es un aspecto que se trabaja mucho, ya que en edificios con muchas plantas es necesario conseguir que el ascensor las pueda recorrer en poco tiempo. Tanto es así, que cada vez se está consiguiendo fabricar ascensores más rápidos, situándose el elevador más veloz en la ciudad China de Guangzhou.

Este ascensor fue fabricado por la empresa japonesa Hitachi, creando el elevador más rápido del globo terráqueo en el CTT Finance Centre, un edificio de, nada más y nada menos, 530 metros de altura, siendo el segundo edificio más alto de China en el momento de la construcción, aunque actualmente ocupa el cuarto lugar en el ranking.

 

El funcionamiento del elevador del CTT Finance Centre

 

Este edificio cuenta con dos ascensores de alta velocidad, pudiendo llegar desde la planta baja hasta la número 95 en apenas 43 segundos, recorriendo más de dos plantas por segundo, un récord que por ahora ninguna otra compañía ha podido igualar. De hecho, la velocidad que pueden alcanzar estas máquinas es de hasta 75 kilómetros por hora, siendo la velocidad normal entre 10 y 20 km/h.

Para alcanzar esta increíble velocidad, el elevador cuenta con cables mucho más gruesos de lo normal, que son capaces de mover el elevador de forma más rápida. Además, tiene un motor síncrono de imanes permanentes y un sistema de frenos resistente a las altas temperaturas, que asegura a los pasajeros en caso de que hubiera que realizar un frenado de emergencia.

¿Por qué debemos cumplir las indicaciones de peso máximo de los ascensores?

No es ningún secreto que los ascensores tienen una capacidad máxima en cuanto al número de personas que pueden entrar y el máximo de peso que se puede cargar. Lógicamente, cuando se marca un peso máximo no se hace por capricho, sino que hay estudios detrás que marcan que lo más recomendable por seguridad es no exceder ciertos límites.

El peso máximo que soporta un elevador se determina a partir de cálculos físicos básicos, además del ambiente donde esté situado y el estado de los materiales que lo componen. Respetar el peso máximo es obligatorio, existiendo una norma que determina la carga máxima en función del área disponible.

Si el ascensor supera el máximo de peso, la seguridad no se verá comprometida en ningún momento, ya que los elevadores cuentan con mecanismos más que suficientes para garantizar la integridad de la estructura. Además, algunos tienen un dispositivo que impide el funcionamiento del mismo si se supera el máximo de peso permitido.

 

¿Qué puede pasar al ascensor si sobrepasamos el límite permitido?

 

Como ya hemos comentado, la seguridad hoy en día de los ascensores es máxima, de forma que no debemos temer por una avería grave incluso cuando haya un exceso de peso. En cualquier caso, es importante evitar sobrepasar el límite por las siguientes razones:

  • Se puede deteriorar las piezas: Si sobrepasamos los pesos máximos con frecuencia, las piezas del ascensor van a desgastarse de forma mucho más rápida, teniendo que hacer un mantenimiento mucho más exhaustivo si no queremos tener problemas en el largo plazo.
  • Puede tener averías leves: Cuando hay una carga excesiva, los componentes de la estructura pueden sufrir tanto que puede haber ciertas averías leves en el ascensor, por lo que es mejor prevenir y controlar el número de personas u objetos que metemos.
  • Habrá que hacer un gasto mayor: Al desgastarse las piezas con mayor facilidad, habrá que hacer revisiones más frecuentes, lo que puede suponer un coste bastante elevado.

5 curiosidades sobre ascensores que seguramente no conocías

Los ascensores se han convertido en un elemento habitual de nuestra rutina, de forma que están totalmente normalizados en nuestro día a día. Sin embargo, a pesar de su uso frecuente, seguro que hay muchas cosas que no sabes acerca de ello. Por eso, en este artículo vamos a mencionar unas cuantas curiosidades acerca de estos aparatos.

Lógicamente, nadie tiene por qué saber todos estos datos sobre los elevadores, pero te proponemos un reto: ¿Cuántas de las curiosidades que mencionaremos a continuación conocías antes de leer este artículo?

Sin más dilación, pasamos a mencionar algunas de estas curiosidades de los ascensores:

  1. Los espejos en los ascensores tienen una misión de peso: Aunque mucha gente piensa que los espejos de los elevadores están simplemente por cuestiones estéticas, lo cierto es que esto no es del todo así. No negamos que exista cierto motivo decorativo en algunos casos, pero la realidad es que los espejos se empezaron a normalizar en los ascensores para reducir el efecto claustrofóbico.
  2. El ascensor más rápido del mundo se encuentra en China, concretamente en el Finance Centre. Este edificio es un rascacielos de 95 plantas, y su elevador es capaz de recorrerlas todas en tan solo 43 segundos, alcanzando una velocidad de hasta 75 kilómetros por hora, casi nada.
  3. En la edad media ya existían los ascensores: Aunque en nuestra cabeza el ascensor sea un invento muy moderno, lo cierto es que los primeros prototipos aparecieron hace siglos. Obviamente, no hacían uso de motores como los de la actualidad, sino que se basaban en la utilización de la fuerza animal o humana para su funcionamiento, con sistemas muy rudimentarios.
  4. Nos colocamos en el ascensor según el “esquema de los dados”: Aunque sea algo inconsciente, cuando nos colocamos en un ascensor varias personas lo hacemos siguiendo el esquema de los dados. Por ejemplo, si estamos cinco personas en el mismo, vamos a tender a colocarnos como los puntos en la cara de cinco de un dado.
  5. Los ascensoristas llegaron a ser muy comunes: Hoy en día es una profesión que no se ve prácticamente ningún lado, pero a mediados del siglo XX los ascensoristas eran muy comunes en los lugares (sobre todo de negocios) que contaban con elevador. Era muy habitual verlos en edificios de negocios o en tiendas donde cada planta ofrecía un producto determinado, así como en algunos hoteles.

Los aerosoles, la razón para no quitarse la mascarilla en los ascensores

A medida que pasa el tiempo, vamos conociendo mejor al Covid-19, el virus que está poniendo en jaque a medio mundo. Aunque es cierto que la capacidad de contagio y la peligrosidad siguen siendo muy altas, este mayor conocimiento que tenemos sobre el coronavirus permite tomar medidas más eficaces y aplicar tratamientos que combaten mejor a la enfermedad.

Una de las cosas que está ya abiertamente aceptada por los grandes organismos es la transmisión del virus a través de los aerosoles. Cuando alguien habla o tose, o incluso cuando respira con normalidad, se emiten pequeñas partículas al aire de alrededor. Estas partículas pueden flotar durante horas, con evidencia de que pueden provocar el contagio.

Por desgracia, aunque ya había sospechas a mediados de junio, la evidencia de los aerosoles se formuló como algo oficial por la OMS recientemente. Así pues, ahora sabemos que hay que tener mucho cuidado de quitarnos la mascarilla en espacios cerrados, ya que ésta es una medida muy eficaz para evitar que se emitan aerosoles a larga distancia.

 

El ascensor, un caldo de cultivo perfecto para la transmisión del virus

2Los expertos lo tienen claro, en el ascensor hay que tener la mascarilla puesta en todo momento, ya que, como hemos comentado, los aerosoles son una de las vías de transmisión más importantes. Se insiste mucho en que en los elevadores no debemos tocar los botones ni las puertas con las manos, además de que la gente intente no apoyarse en las barras del elevador. Sin embargo, pocas veces se menciona la importancia capital que tiene no quitarse la mascarilla dentro del ascensor.

En cualquier caso, cumpliendo con estas recomendaciones e intentando no subir con personas que no son del entorno familiar, el riesgo de contagio se minimiza de forma importante, por lo que no hay que preocuparse por montar en el ascensor, pero sí intentar ser siempre responsables al máximo.

¿Qué materiales son los más utilizados para la fabricación de ascensores?

Estamos acostumbrados a usar los ascensores en nuestro día a día, ya que, desde hace décadas, son un elemento habitual de nuestra vida cotidiana. Es raro el edificio, al menos en España, que no tienen un ascensor y rara la persona que no lo utiliza constantemente. Sin embargo, a pesar del uso común, seguramente poca gente se ha planteado de qué están hechos los elevadores.

Un ascensor debe tener, ante todo, una composición que favorezca la funcionalidad del mismo, sin renunciar a la parte estética, que (especialmente en edificios de negocio) es muy importante. Para conseguir esta funcionalidad, los materiales más utilizados son los siguientes:

  • Acero inoxidable: Este tipo de material se empezó a utilizar ya a principiso del siglo XX para la construcción de ascensores, ya que proporcionaba resistencia a la corrosión, dureza, estabilidad y estéticamente no desentonaba. Además, el acero tiene otra gran ventaja, y es que favorece la limpieza en gran medida, siendo suficiente muchas veces con pasar un paño con el producto químico adecuado. Este tipo de material no solo se usa solo para las cabinas, sino que los mecanismos internos, las puertas y los revestimientos también estás constituidos, en muchas ocasiones, por este material.
  • El hierro: Otro material muy frecuente en la instalación de ascensores. Uno de los elementos más importantes en la evolución del ser humano. Posee numerosas propiedades beneficiosas, entre las que podemos destacar, al igual que en el acero, una gran resistencia, además de ser un material muy maleable.
  • La madera y el cristal: Este tipo de materiales están asociados exclusivamente a la cabina y a las puertas. Lógicamente, los mecanismos internos no pueden estar constituidos de estos componentes. La madera, por su parte, lleva mucho tiempo siendo parte de la composición estética de los ascensores, con cabinas y puertas hechas exclusivamente con este material. La utilización de cristal, sin embargo, es mucho más actual, siendo un elemento estético de gran importancia para todo tipo de empresas, bien sean tiendas de ropa, hoteles o centros de negocio.2

Propuestas innovadoras para reducir el contagio de COVID-19 en ascensores

La evolución de la pandemia del COVID-19 está haciendo que las medidas de seguridad en muchos lugares estén aumentando de forma importante. Con el comienzo de la nueva normalidad, el tránsito de personas vuelve a ser bastante grande, por lo que es necesario utilizar todos los recursos disponibles para minimizar riesgos.

Con la realidad que nos toca vivir, muchas empresas han desarrollado avances tecnológicos que son de gran ayuda para tener la máxima seguridad frente al virus. Los ascensores, lógicamente, no son ajenos a estos avances, habiendo surgido un gran número de propuestas (muchas de ellas ya son realidad) que servirán para que no se propaguen las diferentes partículas contagiosas.

Aunque algunas medidas pueden limitar mínimamente la movilidad, lo cierto es que la idea es que los avances tecnológicos no afecten de manera importante al tránsito de las personas. A continuación, vamos a mencionar algunas de las nuevas medidas que se van a usar en los ascensores:

  • Instalación de tecnología ultravioleta para la eliminación del coronavirus y de cualquier otro tipo de patógeno con peligro de contagio. Con la propiedad que tienen los rayos ultravioleta se puede desinfectar de manera eficiente la cabina del ascensor, así como elementos (los pasamanos, por ejemplo) de las escaleras mecánicas.
  • Modificación de la inteligencia artificial para que no se acumulen demasiadas personas en un mismo viaje, dependiendo también del tamaño del ascensor del que estemos hablando.
  • Ilustraciones en el suelo para mantener la distancia de seguridad. Con una simple señal en el suelo se puede indicar el hueco que tiene que haber entre personas.
  • Teléfonos móviles y aplicaciones que permiten activar los botones del ascensor sin tener que tocarlos. De esta manera, se consigue eliminar el riesgo de contagio que pueden tener las personas al activar los diferentes botones.
  • Monitorización a distancia del ascensor, pudiendo anticipar posibles averías, lo que ayuda enormemente al mantenimiento, ya que se ahorran futuras reparaciones que pueden ser un factor de riesgo también.

España, el país con más ascensores por habitante. ¡Descubre por qué!

Dirigirse a casa, entrar en el portal y montarse en el ascensor es algo que la mayoría de la gente hace a diario en nuestro país. Sin embargo, en otros países del mundo el ascensor no es un elemento tan habitual como lo es en territorio nacional. Y es que España es la nación del mundo que cuenta con más elevadores por habitante.

Según los últimos datos proporcionados por Feeda (Federación Empresarial Española de Ascensores), el sector de los ascensores facturó en España unos 3.000 millones de euros en 2018. Además, la media de elevadores por cada mil personas se situaba en 19,8, cifras mucho mayores que las de países anglosajones.

Si hacemos una comparación con los países que nos siguen en el ranking, tenemos a Italia, con 14,7 ascensor por cada mil habitantes, Corea del Sur con 12 y Hong Kong con 10,9. Estos datos ponen de manifiesto la diferencia que hay en este sentido entre nuestro país y el resto de países.

 

¿Cuáles son las razones de que España sea el país con más ascensores por habitante?

Para responder a la cuestión de por qué hay tantos ascensores en nuestro país hay tener clara la distribución de las viviendas que hay en España. Si nos paramos a pensar, la mayoría de la gente vive en ciudades, y en las ciudades las viviendas suelen ser bloques de pisos. Esto hace que el número de ascensores sea realmente elevado.

Si lo comparamos con países anglosajones, como Inglaterra o Estados Unidos, vemos una distribución de viviendas muy diferente. En Inglaterra, por ejemplo, es muy raro encontrarse con edificios destinados a vivir de más de 2 o 3 plantas.

Además de esta explicación, también hay que destacar que en España se da una importancia capital a la accesibilidad, de forma que instalar un ascensor en un bloque de pisos es algo obligatorio para todos aquellas comunidades que cuenten con alguna persona discapacitada.

Aspectos a revisar en el mantenimiento de un ascensor

El mantenimiento de los elevadores es algo de suma importancia. Un ascensor debe ser revisado periódicamente para garantizar el buen funcionamiento de éste y, por lo tanto, la seguridad.

Lógicamente, los ascensores, al igual que cualquier tipo de maquinaria, son susceptibles de desgastarse por utilización prolongada o cualquier tipo de avería. Por eso, además de por otras razones, hacer un mantenimiento regular es indispensable. Este mantenimiento debe hacerlo una empresa registrada, que esté autorizada para la revisión elevadores. Entre las diferentes tareas que debe realizar, podemos destacar las siguientes:

  • Reparación de averías, reponiendo las piezas que se hubieran desgastado y arreglando los puntos que sean necesarios.
  • Inspección exhaustiva para comprobar que todo está correctamente.
  • Instalación de novedades que sean obligatorias por ley.
  • Engrase y limpieza de los engranajes del ascensor.

 

Tareas a realizar en el mantenimiento de un ascensor según la frecuencia

Los puntos que deben revisarse varían según la frecuencia con la que se haga. Así pues, las tareas que deberíamos tener en cuenta serían las siguientes:

  • Mensualmente: Limpieza del foso, revisión del freno, control del nivel de aceite y limpieza del cuarto de máquinas.
  • Semestralmente: Revisar las anteriores y el correcto funcionamiento de la luz de emergencia, el estado de patinaje y la tensión de los cables. Además, hay que hacer tareas de limpieza en la cabina y revisar puntos como los cuadros y las protecciones.
  • Anualmente: Cada año hay que hacer controles muy exhaustivos, con revisión de amarres de contrapeso, del amarracables de la cabina y del pedestal, de la polea, de impulsores y detectores. Además, habrá que realizar la limpieza de las rozaderas de contrapeso, del cabezal, del refrigerador, del limitador y de los techos y laterales de la cabina. Por otra parte, habrá que comprobar que no haya fugas en las mangueras, tuberías, ni en el pistón.