Los aerosoles, la razón para no quitarse la mascarilla en los ascensores

A medida que pasa el tiempo, vamos conociendo mejor al Covid-19, el virus que está poniendo en jaque a medio mundo. Aunque es cierto que la capacidad de contagio y la peligrosidad siguen siendo muy altas, este mayor conocimiento que tenemos sobre el coronavirus permite tomar medidas más eficaces y aplicar tratamientos que combaten mejor a la enfermedad.

Una de las cosas que está ya abiertamente aceptada por los grandes organismos es la transmisión del virus a través de los aerosoles. Cuando alguien habla o tose, o incluso cuando respira con normalidad, se emiten pequeñas partículas al aire de alrededor. Estas partículas pueden flotar durante horas, con evidencia de que pueden provocar el contagio.

Por desgracia, aunque ya había sospechas a mediados de junio, la evidencia de los aerosoles se formuló como algo oficial por la OMS recientemente. Así pues, ahora sabemos que hay que tener mucho cuidado de quitarnos la mascarilla en espacios cerrados, ya que ésta es una medida muy eficaz para evitar que se emitan aerosoles a larga distancia.

 

El ascensor, un caldo de cultivo perfecto para la transmisión del virus

2Los expertos lo tienen claro, en el ascensor hay que tener la mascarilla puesta en todo momento, ya que, como hemos comentado, los aerosoles son una de las vías de transmisión más importantes. Se insiste mucho en que en los elevadores no debemos tocar los botones ni las puertas con las manos, además de que la gente intente no apoyarse en las barras del elevador. Sin embargo, pocas veces se menciona la importancia capital que tiene no quitarse la mascarilla dentro del ascensor.

En cualquier caso, cumpliendo con estas recomendaciones e intentando no subir con personas que no son del entorno familiar, el riesgo de contagio se minimiza de forma importante, por lo que no hay que preocuparse por montar en el ascensor, pero sí intentar ser siempre responsables al máximo.

¿Qué materiales son los más utilizados para la fabricación de ascensores?

Estamos acostumbrados a usar los ascensores en nuestro día a día, ya que, desde hace décadas, son un elemento habitual de nuestra vida cotidiana. Es raro el edificio, al menos en España, que no tienen un ascensor y rara la persona que no lo utiliza constantemente. Sin embargo, a pesar del uso común, seguramente poca gente se ha planteado de qué están hechos los elevadores.

Un ascensor debe tener, ante todo, una composición que favorezca la funcionalidad del mismo, sin renunciar a la parte estética, que (especialmente en edificios de negocio) es muy importante. Para conseguir esta funcionalidad, los materiales más utilizados son los siguientes:

  • Acero inoxidable: Este tipo de material se empezó a utilizar ya a principiso del siglo XX para la construcción de ascensores, ya que proporcionaba resistencia a la corrosión, dureza, estabilidad y estéticamente no desentonaba. Además, el acero tiene otra gran ventaja, y es que favorece la limpieza en gran medida, siendo suficiente muchas veces con pasar un paño con el producto químico adecuado. Este tipo de material no solo se usa solo para las cabinas, sino que los mecanismos internos, las puertas y los revestimientos también estás constituidos, en muchas ocasiones, por este material.
  • El hierro: Otro material muy frecuente en la instalación de ascensores. Uno de los elementos más importantes en la evolución del ser humano. Posee numerosas propiedades beneficiosas, entre las que podemos destacar, al igual que en el acero, una gran resistencia, además de ser un material muy maleable.
  • La madera y el cristal: Este tipo de materiales están asociados exclusivamente a la cabina y a las puertas. Lógicamente, los mecanismos internos no pueden estar constituidos de estos componentes. La madera, por su parte, lleva mucho tiempo siendo parte de la composición estética de los ascensores, con cabinas y puertas hechas exclusivamente con este material. La utilización de cristal, sin embargo, es mucho más actual, siendo un elemento estético de gran importancia para todo tipo de empresas, bien sean tiendas de ropa, hoteles o centros de negocio.2

Propuestas innovadoras para reducir el contagio de COVID-19 en ascensores

La evolución de la pandemia del COVID-19 está haciendo que las medidas de seguridad en muchos lugares estén aumentando de forma importante. Con el comienzo de la nueva normalidad, el tránsito de personas vuelve a ser bastante grande, por lo que es necesario utilizar todos los recursos disponibles para minimizar riesgos.

Con la realidad que nos toca vivir, muchas empresas han desarrollado avances tecnológicos que son de gran ayuda para tener la máxima seguridad frente al virus. Los ascensores, lógicamente, no son ajenos a estos avances, habiendo surgido un gran número de propuestas (muchas de ellas ya son realidad) que servirán para que no se propaguen las diferentes partículas contagiosas.

Aunque algunas medidas pueden limitar mínimamente la movilidad, lo cierto es que la idea es que los avances tecnológicos no afecten de manera importante al tránsito de las personas. A continuación, vamos a mencionar algunas de las nuevas medidas que se van a usar en los ascensores:

  • Instalación de tecnología ultravioleta para la eliminación del coronavirus y de cualquier otro tipo de patógeno con peligro de contagio. Con la propiedad que tienen los rayos ultravioleta se puede desinfectar de manera eficiente la cabina del ascensor, así como elementos (los pasamanos, por ejemplo) de las escaleras mecánicas.
  • Modificación de la inteligencia artificial para que no se acumulen demasiadas personas en un mismo viaje, dependiendo también del tamaño del ascensor del que estemos hablando.
  • Ilustraciones en el suelo para mantener la distancia de seguridad. Con una simple señal en el suelo se puede indicar el hueco que tiene que haber entre personas.
  • Teléfonos móviles y aplicaciones que permiten activar los botones del ascensor sin tener que tocarlos. De esta manera, se consigue eliminar el riesgo de contagio que pueden tener las personas al activar los diferentes botones.
  • Monitorización a distancia del ascensor, pudiendo anticipar posibles averías, lo que ayuda enormemente al mantenimiento, ya que se ahorran futuras reparaciones que pueden ser un factor de riesgo también.

España, el país con más ascensores por habitante. ¡Descubre por qué!

Dirigirse a casa, entrar en el portal y montarse en el ascensor es algo que la mayoría de la gente hace a diario en nuestro país. Sin embargo, en otros países del mundo el ascensor no es un elemento tan habitual como lo es en territorio nacional. Y es que España es la nación del mundo que cuenta con más elevadores por habitante.

Según los últimos datos proporcionados por Feeda (Federación Empresarial Española de Ascensores), el sector de los ascensores facturó en España unos 3.000 millones de euros en 2018. Además, la media de elevadores por cada mil personas se situaba en 19,8, cifras mucho mayores que las de países anglosajones.

Si hacemos una comparación con los países que nos siguen en el ranking, tenemos a Italia, con 14,7 ascensor por cada mil habitantes, Corea del Sur con 12 y Hong Kong con 10,9. Estos datos ponen de manifiesto la diferencia que hay en este sentido entre nuestro país y el resto de países.

 

¿Cuáles son las razones de que España sea el país con más ascensores por habitante?

Para responder a la cuestión de por qué hay tantos ascensores en nuestro país hay tener clara la distribución de las viviendas que hay en España. Si nos paramos a pensar, la mayoría de la gente vive en ciudades, y en las ciudades las viviendas suelen ser bloques de pisos. Esto hace que el número de ascensores sea realmente elevado.

Si lo comparamos con países anglosajones, como Inglaterra o Estados Unidos, vemos una distribución de viviendas muy diferente. En Inglaterra, por ejemplo, es muy raro encontrarse con edificios destinados a vivir de más de 2 o 3 plantas.

Además de esta explicación, también hay que destacar que en España se da una importancia capital a la accesibilidad, de forma que instalar un ascensor en un bloque de pisos es algo obligatorio para todos aquellas comunidades que cuenten con alguna persona discapacitada.

Aspectos a revisar en el mantenimiento de un ascensor

El mantenimiento de los elevadores es algo de suma importancia. Un ascensor debe ser revisado periódicamente para garantizar el buen funcionamiento de éste y, por lo tanto, la seguridad.

Lógicamente, los ascensores, al igual que cualquier tipo de maquinaria, son susceptibles de desgastarse por utilización prolongada o cualquier tipo de avería. Por eso, además de por otras razones, hacer un mantenimiento regular es indispensable. Este mantenimiento debe hacerlo una empresa registrada, que esté autorizada para la revisión elevadores. Entre las diferentes tareas que debe realizar, podemos destacar las siguientes:

  • Reparación de averías, reponiendo las piezas que se hubieran desgastado y arreglando los puntos que sean necesarios.
  • Inspección exhaustiva para comprobar que todo está correctamente.
  • Instalación de novedades que sean obligatorias por ley.
  • Engrase y limpieza de los engranajes del ascensor.

 

Tareas a realizar en el mantenimiento de un ascensor según la frecuencia

Los puntos que deben revisarse varían según la frecuencia con la que se haga. Así pues, las tareas que deberíamos tener en cuenta serían las siguientes:

  • Mensualmente: Limpieza del foso, revisión del freno, control del nivel de aceite y limpieza del cuarto de máquinas.
  • Semestralmente: Revisar las anteriores y el correcto funcionamiento de la luz de emergencia, el estado de patinaje y la tensión de los cables. Además, hay que hacer tareas de limpieza en la cabina y revisar puntos como los cuadros y las protecciones.
  • Anualmente: Cada año hay que hacer controles muy exhaustivos, con revisión de amarres de contrapeso, del amarracables de la cabina y del pedestal, de la polea, de impulsores y detectores. Además, habrá que realizar la limpieza de las rozaderas de contrapeso, del cabezal, del refrigerador, del limitador y de los techos y laterales de la cabina. Por otra parte, habrá que comprobar que no haya fugas en las mangueras, tuberías, ni en el pistón.

¿Qué obligaciones tiene una comunidad de vecinos?

En una comunidad de vecinos son muchas las personas que participan, siendo la zona común derecho y deber de todos los propietarios de pisos y locales que la formen. Generalmente, en una comunidad de vecinos hay un presidente que se encarga de los asuntos legales de todo el bloque, aunque no siempre es así, siendo en algunos casos competencia de todos los vecinos.

Antes de nada, es importante aclarar que todas las viviendas y locales que formen la comunidad, sin excepción, deben regirse por la Ley de Propiedad Horizontal. Esta figura legal que cuenta con la singularidad de recoger, a la vez, dos derechos de propiedad: el propietario de un piso tiene la exclusividad de su vivienda, pero también tiene copropiedad con espacios comunes, como las instalaciones, el jardín, la escalera o lo que sea que haya en el edificio.

 

6 obligaciones que debe cumplir cualquier comunidad de vecinos

Dentro de La Ley de Propiedad Horizontal, hay unos estatutos de la comunidad con unas normas y obligaciones, que mencionaremos a continuación:

  • Se tienen que mantener las instalaciones en un estado de conservación y una higiene óptimas. La comunidad esta obligada a realizar cualquier tipo de obra para asegurar estos aspectos.
  • Hay que tener un fondo de reserva de dinero para atender necesidades como la conservación del edificio en casos particulares.
  • Hay que hacer un mantenimiento de las instalaciones eléctricas, contactando con una empresa especializada encargada de estos temas.
  • Hay que hacer un mantenimiento de los ascensores, contratando una empresa especializada en ellos. En los edificios antiguos este mantenimiento debe hacerse cada mes, mientras que los que tengan una antigüedad menor de 20 años y no tengan más de 6 pisos, el mantenimiento será cada 6 semanas.
  • Deben cumplirse las condiciones para previsión de riesgos, con el mantenimiento periódico de materiales específicos, como extintores.
  • Las piscinas privadas, en verano, deben tener un socorrista durante el horario de baño.

¿Cómo limpiar el ascensor correctamente?

Mantener limpio el ascensor es de gran importancia para que la seguridad de la instalación no se vea afectada y para evitar la posible acumulación de gérmenes, con los consiguientes riesgos que ello conlleva. Con una limpieza eficaz se puede evitar la aparición de polvo, virus y bacterias, además de garantizar el buen funcionamiento.

Para asegurar la limpieza periódica del elevador, existe el Real Decreto 88/2013, que trata sobre el mantenimiento de ascensores y que, en el apartado de limpieza, asegura que el propietario o presidente de una comunidad debe garantizar que se cuente con una persona encargada de limpiar el ascensor cada cierto periodo de tiempo.

Los profesionales que se encarguen de limpiar el edificio, no deben centrarse solo en el rellano, las escaleras y la entrada del portal, ya que el ascensor es una parte fundamental y es donde más gente va a acumularse a lo largo de un día. Por eso, en este artículo dejamos algunas recomendaciones para que la limpieza de este elemento sea lo más eficaz posible.

 

Partes del ascensor que hay que limpiar a fondo

A la hora de realizar la limpieza del elevador, es importante seguir una metodología concreta, que cumpla con ciertas exigencias. Dentro de esta metodología, hay muchas partes que es esencial limpiar con el máximo empeño. A continuación, dejamos algunas de ellas:

  1. Suelo del ascensor: Fregar correctamente cada rincón del suelo evitará la acumulación de bacterias y virus. Hay que tener en cuenta que es el lugar donde más suciedad se va a acumular a lo largo del día.
  2. Botones y luces: Son partes bastante delicadas, por lo que hay que utilizar productos especializados para el material concreto.
  3. Espejos: Los limpiacristales son fundamentales para una correcta limpieza.
  4. Techo: Es una zona que se suele olvidar, pero es imprescindible dejarla bien pulida.
  5. Foso y cuarto de máquinas: Esta parte la debe realizar una empresa especializada cada cierto periodo de tiempo. No es una actividad que deba hacer el limpiador.
  6. Raíles: Los raíles de las puertas hay que tenerlos libres de suciedad si no queremos que se puedan producir fallos en esta parte.

Subvenciones a la hora de instalar un ascensor en la comunidad

Es habitual encontrarse comunidades de vecinos donde las opiniones acerca de la instalación de un ascensor son muy distantes. Aunque es cierto que la nueva ley dice que siempre que haya una persona discapacitada en el bloque es obligatorio disponer de un ascensor, también lo es que, en las comunidades en las que no hay nadie con movilidad reducida, la discusión sigue abierta.

Fruto de esta nueva legislación, muchas comunidades tienen que hacer frente al gasto de un elevador a pesar de que gran parte de sus miembros no estén de acuerdo, ya que la simple existencia de una persona mayor de 70 años o con discapacidad, que pida el ascensor, es suficiente motivo para que sea obligatorio instalarlo. Por eso, existen ayudas públicas que facilitan la financiación de dicho elevador. Pero estas subvenciones no solo existen para las comunidades, sino que edificios destinados a vivienda permanente y viviendas unifamiliares también pueden verse beneficiados.

Cada Comunidad Autónoma tiene sus propias ayudas, por eso, es difícil hablar de casos generales, ya que dependiendo en la zona en la que estemos vamos a tener unas condiciones diferentes.

 

Ayudas para la instalación de un ascensor en cada Comunidad Autónoma

Si te estás preguntando cuáles son los organismos que ofrecen subvenciones para ascensores, la respuesta es que son varias las instituciones que ofrecen este servicio. Los Ayuntamientos y Comunidades de cada punto de España tienen unas particularidades, por lo que lo más conveniente es que te informes bien de qué condiciones ofrecen las subvenciones en tu Comunidad. En cualquier caso, como es lógico, son varios los requisitos comunes, como por ejemplo que solo pueden solicitar estas ayudas propietarios que lleven viviendo en el bloque más de 25 años.

Por otra parte, es importante recordar que estas subvenciones solo pueden solicitarlas:

  • El presidente de la comunidad de propietarios.
  • El administrador del edificio.
  • El arquitecto o una empresa especializada.

¿Qué modelo de salvaescalera debería elegir para mi casa?

La accesibilidad en las ciudades y los pisos ha ido mejorando de forma ostensible en los últimos tiempos. Donde antes no había accesos en los portales o éstos eran muy deficientes, ahora hay rampas y ayudas bien elaboradas. Pero no solo en portales y edificios de negocios han mejorado los servicios para las personas de movilidad reducida, sino que también en los propios hogares los mecanismos para subir diferentes plantas han ido evolucionando de manera evidente.

La tecnología más típica en casas particulares para subir y bajar diferentes pisos son las sillas salvaescaleras. Estos aparatos son básicamente un elevador mecánico, que se colocan en una escalera y se desplazan automáticamente a través de ella, facilitando la vida a las personas con dificultades a la hora de moverse y haciendo que se puedan transportar de una planta a otra sin dificultad.

En este artículo hacemos un repaso a los principales modelos de salvaescalera que hay en el mercado y cuál es mejor elegir en cada caso.

 

Plataformas y sillas salvaescaleras: tipos y recomendaciones

Obviamente, si nos fijamos en múltiples detalles, las opciones de salvaescaleras que existen en el mercado son muy grandes. Podemos toparnos con sillas salvaescaleras curvas o rectas, así como de distintos materiales, como el acero y el aluminio. En cualquier caso, podemos distinguir 3 tipos claramente diferenciados:

  • Sillas salvaescaleras clásicas: Suelen ser las elegidas para los hogares de personas ancianas o con problemas a la hora de desplazarse. Consisten en un mecanismo que traslada una silla a través de la escalera.
  • Plataformas salvaescaleras: Estas plataformas son algo más engorrosas que la silla, pero permiten desplazar sillas de ruedas. El mecanismo funciona igual que en las anteriores.
  • Elevadores verticales: Estos aparatos están destinados a salvar tramos del edificio difíciles de atravesar. Son más costosos que las anteriores opciones, ya que su mecanismo funciona de forma parecida al de un ascensor.

¿Por qué la mayoría de ascensores tienen espejo?

Cualquiera que se haya montado en un ascensor habrá observado que éste cuenta con un espejo en su interior (muy rara es la ocasión en la que no es así). La principal creencia es que el espejo se coloca en los ascensores por temas estéticos o de simple entretenimiento mientras se produce la travesía entre plantas, pero lo cierto es que su presencia está justificada con motivos mucho más importantes: la seguridad y prevenir situaciones de angustia.

 

Sensación de amplitud en el ascensor gracias al espejo en un elevador

Es relativamente habitual encontrarse con personas claustrofóbicas o que tienen un cierto grado de angustia cuando se montan en un ascensor, debido a su miedo a los espacios cerrados o al simple mecanismo del elevador. Por eso, colocar un espejo hace una doble función en este sentido:

  • Por un lado, se genera una mayor sensación de amplitud, haciendo que desaparezca en cierta medida la angustia que algunas personas sufren en espacios cerrados.
  • Por otro lado, la presencia del espejo nos mantiene distraídos durante el viaje, lo cual nos ayuda a olvidarnos de posibles miedos irracionales y hace que el viaje se nos haga mucho más corto.

Esta función psicológica hace que muchas personas puedan montarse en el ascensor más tranquilas, por eso prácticamente todos los ascensores cuentan con espejos.

Mayor seguridad ante actos violentos gracias a los espejos en el ascensor

Además de la mayor sensación de amplitud, otra razón de suma importancia por la que se colocan espejos en los ascensores es por motivos de seguridad. El momento en el que hay varias personas dentro de un ascensor es perfecto para un carterista para robar algo del bolso bolsillo de los demás. Sin embargo, el espejo da sensación de vigilancia y hace que esta práctica se haga mucho menos.

Además de esto, los espejos pueden ayudar también a personas discapacitadas a colocarse dentro del ascensor de manera correcta, al darles una mejor visión de la situación.