¿Cómo limpiar el ascensor correctamente?

Mantener limpio el ascensor es de gran importancia para que la seguridad de la instalación no se vea afectada y para evitar la posible acumulación de gérmenes, con los consiguientes riesgos que ello conlleva. Con una limpieza eficaz se puede evitar la aparición de polvo, virus y bacterias, además de garantizar el buen funcionamiento.

Para asegurar la limpieza periódica del elevador, existe el Real Decreto 88/2013, que trata sobre el mantenimiento de ascensores y que, en el apartado de limpieza, asegura que el propietario o presidente de una comunidad debe garantizar que se cuente con una persona encargada de limpiar el ascensor cada cierto periodo de tiempo.

Los profesionales que se encarguen de limpiar el edificio, no deben centrarse solo en el rellano, las escaleras y la entrada del portal, ya que el ascensor es una parte fundamental y es donde más gente va a acumularse a lo largo de un día. Por eso, en este artículo dejamos algunas recomendaciones para que la limpieza de este elemento sea lo más eficaz posible.

 

Partes del ascensor que hay que limpiar a fondo

A la hora de realizar la limpieza del elevador, es importante seguir una metodología concreta, que cumpla con ciertas exigencias. Dentro de esta metodología, hay muchas partes que es esencial limpiar con el máximo empeño. A continuación, dejamos algunas de ellas:

  1. Suelo del ascensor: Fregar correctamente cada rincón del suelo evitará la acumulación de bacterias y virus. Hay que tener en cuenta que es el lugar donde más suciedad se va a acumular a lo largo del día.
  2. Botones y luces: Son partes bastante delicadas, por lo que hay que utilizar productos especializados para el material concreto.
  3. Espejos: Los limpiacristales son fundamentales para una correcta limpieza.
  4. Techo: Es una zona que se suele olvidar, pero es imprescindible dejarla bien pulida.
  5. Foso y cuarto de máquinas: Esta parte la debe realizar una empresa especializada cada cierto periodo de tiempo. No es una actividad que deba hacer el limpiador.
  6. Raíles: Los raíles de las puertas hay que tenerlos libres de suciedad si no queremos que se puedan producir fallos en esta parte.

Subvenciones a la hora de instalar un ascensor en la comunidad

Es habitual encontrarse comunidades de vecinos donde las opiniones acerca de la instalación de un ascensor son muy distantes. Aunque es cierto que la nueva ley dice que siempre que haya una persona discapacitada en el bloque es obligatorio disponer de un ascensor, también lo es que, en las comunidades en las que no hay nadie con movilidad reducida, la discusión sigue abierta.

Fruto de esta nueva legislación, muchas comunidades tienen que hacer frente al gasto de un elevador a pesar de que gran parte de sus miembros no estén de acuerdo, ya que la simple existencia de una persona mayor de 70 años o con discapacidad, que pida el ascensor, es suficiente motivo para que sea obligatorio instalarlo. Por eso, existen ayudas públicas que facilitan la financiación de dicho elevador. Pero estas subvenciones no solo existen para las comunidades, sino que edificios destinados a vivienda permanente y viviendas unifamiliares también pueden verse beneficiados.

Cada Comunidad Autónoma tiene sus propias ayudas, por eso, es difícil hablar de casos generales, ya que dependiendo en la zona en la que estemos vamos a tener unas condiciones diferentes.

 

Ayudas para la instalación de un ascensor en cada Comunidad Autónoma

Si te estás preguntando cuáles son los organismos que ofrecen subvenciones para ascensores, la respuesta es que son varias las instituciones que ofrecen este servicio. Los Ayuntamientos y Comunidades de cada punto de España tienen unas particularidades, por lo que lo más conveniente es que te informes bien de qué condiciones ofrecen las subvenciones en tu Comunidad. En cualquier caso, como es lógico, son varios los requisitos comunes, como por ejemplo que solo pueden solicitar estas ayudas propietarios que lleven viviendo en el bloque más de 25 años.

Por otra parte, es importante recordar que estas subvenciones solo pueden solicitarlas:

  • El presidente de la comunidad de propietarios.
  • El administrador del edificio.
  • El arquitecto o una empresa especializada.

¿Qué modelo de salvaescalera debería elegir para mi casa?

La accesibilidad en las ciudades y los pisos ha ido mejorando de forma ostensible en los últimos tiempos. Donde antes no había accesos en los portales o éstos eran muy deficientes, ahora hay rampas y ayudas bien elaboradas. Pero no solo en portales y edificios de negocios han mejorado los servicios para las personas de movilidad reducida, sino que también en los propios hogares los mecanismos para subir diferentes plantas han ido evolucionando de manera evidente.

La tecnología más típica en casas particulares para subir y bajar diferentes pisos son las sillas salvaescaleras. Estos aparatos son básicamente un elevador mecánico, que se colocan en una escalera y se desplazan automáticamente a través de ella, facilitando la vida a las personas con dificultades a la hora de moverse y haciendo que se puedan transportar de una planta a otra sin dificultad.

En este artículo hacemos un repaso a los principales modelos de salvaescalera que hay en el mercado y cuál es mejor elegir en cada caso.

 

Plataformas y sillas salvaescaleras: tipos y recomendaciones

Obviamente, si nos fijamos en múltiples detalles, las opciones de salvaescaleras que existen en el mercado son muy grandes. Podemos toparnos con sillas salvaescaleras curvas o rectas, así como de distintos materiales, como el acero y el aluminio. En cualquier caso, podemos distinguir 3 tipos claramente diferenciados:

  • Sillas salvaescaleras clásicas: Suelen ser las elegidas para los hogares de personas ancianas o con problemas a la hora de desplazarse. Consisten en un mecanismo que traslada una silla a través de la escalera.
  • Plataformas salvaescaleras: Estas plataformas son algo más engorrosas que la silla, pero permiten desplazar sillas de ruedas. El mecanismo funciona igual que en las anteriores.
  • Elevadores verticales: Estos aparatos están destinados a salvar tramos del edificio difíciles de atravesar. Son más costosos que las anteriores opciones, ya que su mecanismo funciona de forma parecida al de un ascensor.

¿Por qué la mayoría de ascensores tienen espejo?

Cualquiera que se haya montado en un ascensor habrá observado que éste cuenta con un espejo en su interior (muy rara es la ocasión en la que no es así). La principal creencia es que el espejo se coloca en los ascensores por temas estéticos o de simple entretenimiento mientras se produce la travesía entre plantas, pero lo cierto es que su presencia está justificada con motivos mucho más importantes: la seguridad y prevenir situaciones de angustia.

 

Sensación de amplitud en el ascensor gracias al espejo en un elevador

Es relativamente habitual encontrarse con personas claustrofóbicas o que tienen un cierto grado de angustia cuando se montan en un ascensor, debido a su miedo a los espacios cerrados o al simple mecanismo del elevador. Por eso, colocar un espejo hace una doble función en este sentido:

  • Por un lado, se genera una mayor sensación de amplitud, haciendo que desaparezca en cierta medida la angustia que algunas personas sufren en espacios cerrados.
  • Por otro lado, la presencia del espejo nos mantiene distraídos durante el viaje, lo cual nos ayuda a olvidarnos de posibles miedos irracionales y hace que el viaje se nos haga mucho más corto.

Esta función psicológica hace que muchas personas puedan montarse en el ascensor más tranquilas, por eso prácticamente todos los ascensores cuentan con espejos.

Mayor seguridad ante actos violentos gracias a los espejos en el ascensor

Además de la mayor sensación de amplitud, otra razón de suma importancia por la que se colocan espejos en los ascensores es por motivos de seguridad. El momento en el que hay varias personas dentro de un ascensor es perfecto para un carterista para robar algo del bolso bolsillo de los demás. Sin embargo, el espejo da sensación de vigilancia y hace que esta práctica se haga mucho menos.

Además de esto, los espejos pueden ayudar también a personas discapacitadas a colocarse dentro del ascensor de manera correcta, al darles una mejor visión de la situación.

El ascensor es muy antiguo, ¿necesita ser modernizado?

Muchas son las comunidades de vecinos que tienen un ascensor bastante obsoleto que no para de dar problemas. En estos casos, suele surgir la pregunta de si merece la pena seguir con el mismo elevador o modernizarlo, ya que muchas piezas se van desgastando y hay que hacer continuas reparaciones que suponen un desembolso bastante grande.

Por eso, hay que valorar la situación particular en cada caso, pero la pauta general es que cuando un experto nos recomiende cambiar los componentes generales del ascensor, como puede ser el motor, lo mejor es escoger uno nuevo con tecnología más avanzada. Y es que al final un ascensor muy antiguo va a acabar suponiendo un coste más elevado que uno moderno, ya que hay que acudir a continuas revisiones y reparaciones.

 

4 razones para modernizar tu ascensor

A la hora de renovar un ascensor no siempre es necesario cambiarlo por completo. En algunos casos bastará con actualizar algunas de las piezas más importantes. En cualquier caso, recurrir a un ascensor con tecnología más avanzada va a suponer un beneficio en muchos ámbitos. A continuación, puedes descubrir algunas de las ventajas de renovar el elevador:

  • Aumento de la seguridad: Aunque es cierto que los ascensores están obligados a pasar revisiones periódicas, es lógico pensar que los avances en seguridad van a dar un mayor grado de confianza con materiales nuevos que con los viejos.
  • Ahorro de energía: El dinero que se puede llegar a ahorrar por poner sistemas inteligentes con gestión de destino en los ascensores es realmente elevado. Y es que las facturas de la luz con ascensores de vanguardia van a ser mucho menores.
  • Una mayor comodidad: Los ascensores modernos, por lo general, van a tener un espacio más agradable y van a facilitar la vida de los usuarios.
  • Mejor accesibilidad para discapacitados: Los ascensores con tecnología de vanguardia van a dar una mejor accesibilidad a las personas con movilidad reducida.

Los ascensores panorámicos de cristal, la nueva moda

La estética de los ascensores ha ido evolucionando desde tiempos inmemoriales, donde las puertas eran de madera y el aspecto era mucho más austero. Hoy en día, cada vez son más los grandes edificios que incorporan ascensores con varios lados de cristal que permiten ver el exterior de forma nítida. Pero no solo las grandes estructuras cuentan con este tipo de ascensores, sino que, ya también, negocios que cuentan con 2 o 3 plantas quieren dar un aire de modernidad y optan por los ascensores acristalados.

Además de permitir ver lo que ocurre en el exterior, los ascensores panorámicos presentan una sensación de luminosidad y vanguardia que los hace realmente atractivos. Hay que tener en cuenta que estos tipos de ascensores son más caros, ya que van a necesitar más potencia debido a que el peso del cristal es mayor que el de los recubrimientos que se suelen utilizar. Eso sí, últimamente están empezando a salir al mercado ascensores de cristal de bajo consumo, cuyo gasto energético no es mucho mayor que el de los tradicionales.

 

Una experiencia de 360º gracias a los ascensores panorámicos

Cuando hablamos de elevadores panorámicos nos quedamos solo en la parte estética, pero su funcionalidad de poder ver el exterior en 360º es un punto muy a favor de estos diseños. Este aspecto hace que cualquier negocio o edificio donde se coloquen va a tener un valor añadido, ya que ofrece una experiencia que no tienen ascensores con diseños clásicos, llegando incluso a haber personas que montan solo por disfrutar del viaje.

Lógicamente, para que el cristal resista cambios de temperatura y presiones, tiene que ser de gran calidad. Todos los ascensores que utilicen este tipo de material van a tener que estar controlados para asegurarse de que utilizan los materiales adecuados, ya que la seguridad en este tipo de transporte es lo más importante.

Ascensores Art Deco, puertas convertidas en puro arte

La mayoría de los mortales vemos los ascensores como simples medios de transporte con los que trasladarnos de un piso a otro, con diseños bastante simples que, por lo general, no llaman demasiado la atención. Es cierto que los nuevos diseños de ascensores modernos están alcanzando niveles de belleza y modernidad que pueden cautivar a más de uno, pero también lo es que mucha gente hace caso omiso al estilo y se dedica simplemente a montarse en este aparato sin fijarse demasiado en la estructura del mismo.

Sin embargo, con los diseños de puertas que tienen los elevadores Art Deco, es casi imposible no quedarse ensimismado con los colores y formas que se ofrecen. Este movimiento artístico nació a principios del siglo XX en Francia y se extendió rápidamente por los Estados Unidos, haciendo que muchas personas quisieran que este tipo de arte “vistiera” sus viviendas.

 

Ejemplos de ascensores Art Deco en edificios míticos

Como ya se ha mencionado anteriormente, el movimiento artístico Art Deco se extendió con rapidez por los edificios norteamericanos, siendo el estilo elegido por muchos arquitectos emblemáticos. Puedes descubrir 3 edificios franceses y americanos muy famosos con ascensores que tienen este estilo:

  • El Empire State Building cuenta con un gran número de ascensores de estilo Art Deco. Aunque es cierto que los elevadores de este edificio no tienen formas tan llamativas, la decoración de éstos es una auténtica maravilla, haciendo que los colores conjuguen de manera brillante con el estilo de los diferentes pisos.
  • El Edificio Chrysler es realmente mítico por numerosas anécdotas, pero también por el diseño de Van Alen, que guardaba una modernidad y elegancia impensables para la época en la que fue construido.
  • La sala de cine y conciertos Grand Rex de París también destaca por una decoración al estilo Art Deco, con ascensores para personas con movilidad reducida que ensimismarían a cualquiera. Un edificio difícil de olvidar por su belleza.

Claves para ahorrar luz en el ascensor de tu comunidad

Es habitual encontrarse con facturas de la comunidad donde la luz se dispara de forma incomprensible. En muchas ocasiones, gran parte de la culpa de esta subida la tiene el consumo energético del ascensor de la comunidad, debido, entre otras cosas, a un mal mantenimiento de éste. De hecho, el consumo de un elevador supone aproximadamente un cuarto del gasto total de la comunidad, lo cual es una cifra nada despreciable, pudiendo incluso llegar a ser bastante mayor.

Por eso, intentar ahorrar energía en el ascensor es algo fundamental si se quiere reducir el gasto de la comunidad. En este artículo podrás descubrir numerosas acciones de mantenimiento que mejorarán la eficiencia de estos aparatos y que pueden llegar a suponer casi un 50% de ahorro. No siempre es posible realizar todas estas acciones, pero haciendo algunas de ellas ya la reducción de dinero será evidente.

 

5 tips que reducirán el consumo energético de tu ascensor

 

Entre las distintas medidas que se pueden tomar para reducir el gasto de los ascensores de la comunidad, podemos destacar los siguientes:

  • Cuidar la iluminación: la mayor parte del consumo de un ascensor reside en la luz que éste desprende, por lo que elegir bombillas de bajo consumo y tecnología LED va a suponer un ahorro muy grande.
  • Implementar detectores de movimiento en la cabina: Esta medida supone un ahorro realmente importante, ya que la luz solo se encenderá cuando haya movimiento en el ascensor y no durante todo el día. Hay que recordar que los ascensores están en funcionamiento un 20% aproximadamente del día, por lo que se puede conseguir un gran resultado con este método.
  • Mecanismos inteligentes: Instaurar un mecanismo inteligente en las maniobras de los elevadores supondrá que no se hagan “viajes” innecesarios y la eficiencia sea máxima.
  • Instalar un sistema economizador para recuperar la energía y reutilizarla cuando se necesite.
  • Hacer revisiones frecuentes: Revisar a menudo los ascensores evitará que algunas piezas estén muy deterioradas y optimizará el funcionamiento de estos aparatos.

Corte de luz en un ascensor, ¿cómo actuar?

Con la llegada del verano el número de cortes de luz aumenta considerablemente debido a un mayor consumo eléctrico y a las altas temperaturas. Esto puede dejar fuera de servicio un gran número de ascensores que, en muchas ocasiones, albergan personas dentro. Por eso, si te quedas encerrado en uno, hay que mantener la calma e intentar seguir unas pautas de actuación que evitarán posibles complicaciones. Además, tomar medidas preventivas es también necesario para evitar este tipo de situación.

Aunque hoy en día la seguridad de los ascensores está fuera de toda duda, lo cierto es que quedarse encerrado en uno de estos aparatos puede provocar situaciones de estrés bastante grandes, especialmente en los claustrofóbicos. Saber qué acciones tomar es de vital importancia en estos casos, pero también lo es saber calmar a las otras personas que estén en el interior.

 

Encerrado en el ascensor: Pautas de actuación

Mucha gente pierde la calma cuando el ascensor se bloquea y se queda atascado. Mantener la cordura es fundamental en estas situaciones, pero además habrá que proceder de forma correcta para solucionar cuanto antes el problema. A continuación, se pueden descubrir algunas de las acciones que se deben tomar en esta situación:

  • Avisar al servicio de emergencia: Es fundamental avisar a los servicios de mantenimiento del ascensor para que lleguen cuanto antes. Generalmente, la espera suele ser bastante corta. Utilizar el intercomunicador que tiene el propio ascensor es una de las vías, aunque también se puede llamar directamente desde el móvil al número de mantenimiento.
  • Pulsa del botón de emergencia: Todos los elevadores disponen de un botón pensado para este tipo de emergencias.
  • Mantén la calma de la gente en caso de que haya más personas en el ascensor, ya que hay cierto tipo de individuos que pueden perder los nervios en situaciones como ésta.
  • No intentes salir del ascensor de ninguna manera. Lo mejor es esperar a que venga el servicio de mantenimiento.

Los 5 ascensores más rápidos del mundo

Subir en ascensor en algunos edificios puede llegar a resultar realmente tedioso, debido a la baja velocidad que tienen algunos de estos aparatos. Aunque los elevadores lentos suelen estar presentes solamente en bloques con pocas plantas, lo cierto es que en algunas ocasiones para subir a un séptimo u octavo piso el ascensor puede tardar más de medio minuto, pudiendo agotar la paciencia de cualquier persona que se monte en el mismo.

Sin embargo, en el continente asiático, muchas son las empresas que cuentan con ascensores de alta velocidad. De hecho, 9 de los 10 ascensores más rápidos del mundo pertenecen a este continente.

El mayor reto de este tipo elevadores que alcanzan grandes velocidades es otorgar la seguridad y la comodidad de uno tradicional. Para ello, los motores de imanes son una solución idónea, además de la necesidad de reforzar cada uno de los cables que conforman el aparato.

 

Top 5 de ascensores más rápidos del mundo

A continuación, se ofrece la lista de los edificios que tienen los ascensores más rápidos que existen en el planeta, empezando por el más rápido:

  1. CTF Finance Center es el edificio que alberga el ascensor más rápido del mundo, situado en la ciudad de Guangzhou, en China. Alcanza nada más y nada menos que 75 km/h, una auténtica barbaridad.
  2. Shangai Tower, en la emblemática ciudad de china, tiene un elevador que llega a coger una velocidad de 69 km/h.
  3. El de Taipei 101, del país taiwanés, mide nada más y nada menos que 508 metros y su velocidad llega a coger los 61 km/h.
  4. Yokohama Landmark Tower, en Japón, tiene un ascensor que sube y baja a una velocidad de 45 km/h
  5. Burj Khalifa, es un edificio de negocios que se encuentra en la ciudad de Dubái, en Emiratos Árabes. Su ascensor llega a alcanzar los 22 km/h, que si los comparamos con los anteriores parecen pocos, pero es una cifra muy alta, ya que de media los ascensores suelen desplazarse a 3 km/h.