Curiosidad en un ascensor

El coronavirus continúa siendo a día de hoy un tema que sigue suscitando polémica. No hablamos únicamente de las medidas que se imponen en distintos sectores o en la población o incluso, cómo afectan a la hostelería. Nos referimos a las comunidades de vecinos, donde uno de los vecinos del barrio de Vallecas en Madrid, ha dejado un curioso mensaje en el ascensor que ha despertado distintas reacciones entre los propietarios.

 

El vecino, no ha dudado en informar en el cartel de que ha dado positivo en COVID-19

 

Los vecinos del edificio de Vallecas siguen boquiabiertos tras haber leído el cartel que uno de los propietarios había fijado en el interior del ascensor. Obviamente, explicar a las personas con las que hemos tenido relación en los últimos días que hemos dado positivo es fundamental para que la transmisión del virus se frene. A pesar de esta obviedad, no todas las personas cuentan con la delicadeza necesaria para comentar la situación o bien, hacerlo con educación.

 

En este caso, la persona que dio positivo en COVID-19, informó al resto de propietarios del vecindario a través de un comunicado en un papel que dejo con celo en el ascensor, a modo de aviso.

 

El texto del cartel indicaba lo siguiente: “«Estimados vecinos», aunque por el contenido, no se trata de una persona que tenga mucha estima a su comunidad. «Como me considero un buen vecino, quiero compartir con vosotros el COVID que he dejado en ambos ascensores, ya que he dado positivo y la mascarilla no la uso», indicaba el propietario. «Subiendo y bajando en los ascensores un rato, por supuesto tosiendo y estornudando. Lo comunico por si alguno se siente mal se haga la prueba», termina asegurando.

 

Las redes sociales, una plataforma de rechazo frente a acciones de este tipo

 

Las redes sociales también se han hecho eco de este mensaje, donde @LiosdeVecinos publicaba el cartel y la polémica que había generado. Entre los comentarios, uno de los usuarios ha escrito “¿Se puede ser más niñato?”. Esta persona, además de haber manifestado que había dado positivo en COVID, alertaba al vecindario, mofándose incluso de su propia actitud al no haber respetado en ningún momento las medidas que se habían impuesto desde Sanidad. Él, indica que había tosido y estornudado en reiteradas ocasiones en el interior del ascensor sin hacer uso de la mascarilla.

 

Las mascarillas continúan siendo obligatorias en los interiores y en el ascensor, por sus reducidas dimensiones, se hacen más precisas que en otros lugares. La clave fundamental para frenar la curva continúa siendo la que ha sido desde hace tiempo: cuidarse y mantener las medidas para proteger a nuestro entorno próximo. El ascensor, así como otros elementos que carecen de ventilación, son de los más peligrosos a la hora de incrementar las probabilidades que existen de contraer la infección del coronavirus.

 

Por tanto, este tipo de mensajes es lógixo que hayan suscitado este tipo de reacciones y hayan generado alarma y desaprobación entre los vecinos afectados, que observan cómo este tipo de actitudes lo único que hacen es aumentar todavía más la alarma frente a la COVID-19.