ascensores cristal

La estética de los ascensores ha ido evolucionando desde tiempos inmemoriales, donde las puertas eran de madera y el aspecto era mucho más austero. Hoy en día, cada vez son más los grandes edificios que incorporan ascensores con varios lados de cristal que permiten ver el exterior de forma nítida. Pero no solo las grandes estructuras cuentan con este tipo de ascensores, sino que, ya también, negocios que cuentan con 2 o 3 plantas quieren dar un aire de modernidad y optan por los ascensores acristalados.

Además de permitir ver lo que ocurre en el exterior, los ascensores panorámicos presentan una sensación de luminosidad y vanguardia que los hace realmente atractivos. Hay que tener en cuenta que estos tipos de ascensores son más caros, ya que van a necesitar más potencia debido a que el peso del cristal es mayor que el de los recubrimientos que se suelen utilizar. Eso sí, últimamente están empezando a salir al mercado ascensores de cristal de bajo consumo, cuyo gasto energético no es mucho mayor que el de los tradicionales.

 

Una experiencia de 360º gracias a los ascensores panorámicos

Cuando hablamos de elevadores panorámicos nos quedamos solo en la parte estética, pero su funcionalidad de poder ver el exterior en 360º es un punto muy a favor de estos diseños. Este aspecto hace que cualquier negocio o edificio donde se coloquen va a tener un valor añadido, ya que ofrece una experiencia que no tienen ascensores con diseños clásicos, llegando incluso a haber personas que montan solo por disfrutar del viaje.

Lógicamente, para que el cristal resista cambios de temperatura y presiones, tiene que ser de gran calidad. Todos los ascensores que utilicen este tipo de material van a tener que estar controlados para asegurarse de que utilizan los materiales adecuados, ya que la seguridad en este tipo de transporte es lo más importante.