ascensor larratxo
Administrador No hay comentarios

Buenas noticias para los vecinos de Larratxo, en San Sebastián. La Junta de Gobierno Local, pretende aprobar próximamente el proyecto para así construir un ascensor en Larratxo. De esta forma, permitirá conectar la parte baja del barrio con el Casco de Altza y se convertirá en el segundo ascensor inclinado de la ciudad tras el de Morlans, Según los cálculos del departamento de Movilidad, estará operativo a finales de 2019.

Un ascensor que salvará desniveles

La concejala Pilar Arana explica que, actualmente esa parte de Altza tiene un doble ascensor. El primero, comunica el paseo de Larratxo 35 con Bertsolari Txirria 14 y el segundo, llega hasta el paseo de Larratxo 54. Entre ambos sistemas, que se construyeron hace una década, se salva un desnivel de 36 metros. A modo de complemento, se habilitó hace una década un triple tramo de escaleras mecánicas para así salvar los 21 metros de diferencia que había de cota entre Bertsolari Txirrita y Leosiñeta.

Gracias al tercer ascensor que anuncia Movilidad, se salvarán otros 31 metros de desnivel que existen entre el cruce del paseo Larratxo y Leosiñeta y la calle Larraundi, en la parte superior del barrio. A través de él, se solventará la accesibilidad desde la parte baja de Larratxo hasta el Casco de Altza.

Este futuro ascensor tendrá capacidad para 25 personas y la cabina se desplazará a través de raíles a una velocidad de 1,6 metros por segundo. Para la construcción, se precisará demoler en primer lugar una parte del muro que hay y excavar las tierras para crear el hueco del foso inferior, entre otras acciones. La acción se completará con la reposición del pavimento afectado y la revegetación de los taludes que ocasione.

Unas obras que se estima que duren unos 11 meses

En cuanto a las obras, se realizarán de manera secuencial, para así compatibilizarlas con el desarrollo de la urbanización de la zona. Su duración ascenderá a los 11 meses, según el dictamen. El presupuesto, ascenderá a 1,6 millones de euros, aunque la cifra podría experimentar una rebaja durante los trámites de licitación del contrato.

El elevador de Larratxo, será el segundo que entre en fase de ejecución durante esta legislatura. El único que se construye es el doble ascensor de Morlans, que tras varios retrasos, tiene fechas de puesta en marcha. De esta forma, el vertical entre Pío Baroja y el paseo de Aiete, comenzará a funcionar a primeros de junio, mientras que el inclinado que llega hasta la rotonda de Melodi, no estará listo hasta noviembre. Según el Plan Director de Movilidad Vertical, los próximos elevadores que se pondrán en marcha podrían ser los del paseo de Heriz y el tramo Altza-Eskalantegi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *